Caravaggio, el impulso del arte en los cines

0
258
Caravaggio en cuerpo y alma
Caravaggio en cuerpo y alma

Gregorio Belinchón

Ha habido pocos pintores como Michelangelo Merisi da Caravaggio (Milán, 1571 – Porto Ércole, 1610) en la historia de la Humanidad. Por su capital importancia, que impulsó todo un arte -la pintura- a una nueva era, el Barroco, con su radical aproximación a las luces y, sobre todo, a las sombras; y porque influyó a sus contemporáneos como pocos otros artistas en otros siglos; y todo ello falleciendo con tan solo 38 años y dejando tras de sí apenas medio centenar de obras, la mayor parte de motivos religiosos. Caravaggio aún oculta suficientes enigmas: por ejemplo, el motivo de su muerte se ha concretado hace poco tras un estudio que ha demostrado que el pintor italiano no murió de sífilis, como se creyó durante cuatro siglos, sino por una infección que contrajo durante una pelea en la que resultó herido con una espada.

Por eso Caravaggio. En cuerpo y alma -que en Italia ha vendido más de dos millones de entradas- es el documental que abre mañana en 95 pantallas la temporada de arte de la distribuidora A Contracorriente, que durante los próximos diez meses estrenará un largometraje por mes. En Caravaggio. En cuerpo y alma se ha rastreado a través de los países en los que vivió y en los que dejó su obra huellas de su vida, tan fogosa -de carácter iracundo- como atormentada, y consultado a expertos de Historia del Arte y estudiosos de la obra de Caravaggio.

El documental forma parte también de una gran apuesta de diversos distribuidores y exhibidores que desde hace un lustro han entendido que en las salas de cine puede no haber solo cine. Las principales cadenas de exhibición de España, de Yelmo a Cinesa, pasando por Golem o Verdi,cuentan con ofertas estables de ópera, ballet, teatro, conciertos, exposiciones o documentales sobre pintores. Las pantallas retransmiten estrenos en directo desde la Metropolitan Opera de Nueva York o a Benedict Cumberbatch dando vida a Hamlet en un teatro en Londres. Y la pintura ha encontrado un eco especial bien a través de la emisión de estos documentales bien de un paseo por exposiciones que se celebran en otros países, y que solo así pueden visitarse. En concreto estas actividades alternativas suelen realizarse en cines en versión original subtitulada, en las que esta temporada podrá verse filmes como Hitler vs. Picasso, documental narrado por Toni Servillo y que ahonda en la obsesión nazi por el arte, a pesar de que el Führer declarara su propia guerra «al arte degenerado», y que arranca con el caso Gurlitt, quien durante años escondió en su casa en Múnich un tesoro de obras expoliadas por los nazis.


Fuente: https://elpais.com/cultura/2018/10/20/actualidad/1540026825_408566.html

Dejar respuesta