Compositor, organista y profesor británico, principal compositor de la corte después de Henry Purcell. Nació en Newark-on-Trent, Nottinghamshire, el 23 de febrero de 1649, y murió el 1 de octubre de 1708 en Westminster, Londres.

Es conocido sobre todo por su música religiosa y por su obra Venus y Adonis, que fue reconocida como la primera verdadera ópera inglesa. Se educó probablemente en la Escuela de Canto Magnus de Nottinghamshire y, en 1660, tras la restauración de la Capilla Real, se trasladó a Londres para formar parte del coro de la misma.

En 1668 fue nombrado organista de la Abadía de Westminster. Un año más tarde, pasó a formar parte de los músicos de la corte. Más tarde simultaneó el puesto de organista de la Abadía con el de la Capilla Real y la Catedral de San Pablo. En marzo de 1674 fue nombrado caballero de la Capilla Real y se convirtió en Maestro de Niños, título que conservó hasta su muerte. En 1676 fue nombrado organista de la Capilla Real y en 1677 el dean de Canterbury le confirió el título de Doctor en Música. En 1679 fue sustituido como organista de la abadía de Westminster por Purcell, aunque fue reelegido tras la muerte de éste, acaecida en 1695. Entre 1680 y 1700, Blow vivió los años más prósperos y productivos de su carrera; en 1687 se convirtió en Maestro de los Niños en San Paul, un puesto en el que estuvo durante 16 años; su posición en puestos oficiales le llevó a escribir gran cantidad de música religiosa y para ceremonias seglares. Favorito de Carlos II y Jaime II, en 1700 obtuvo el cargo de compositor de la Capilla Real. Escribió sobre todo para celebraciones áulicas, como odas para los cumpleaños de los monarcas e himnos para las coronaciones. Sus canciones y piezas para clave aparecieron en muchas publicaciones de la época, y tuvo gran influencia en los coristas que estaban bajo su tutela y, en especial, sobre su estudiante Henry Purcell.

Su única obra dramática, la ópera Venus y Adonis, es una pieza de considerable calidad; la compuso entre 1680 y 1685, por encargo, para ser representada en la corte; él la llamaba A Masque for the Entertainment of the King, y fue fundamental en el desarrollo de la ópera en Gran Bretaña. Se trataba de la primera obra dramática con texto completamente introducido en la música, sin diálogos aparte. Sus canciones están compuestas para una, dos, tres y cuatro voces, y sobresalen por el encanto de su melodía.

Escribió también una obra como tributo al músico contemporáneo más importante de su época, además de antiguo alumno suyo, Oda a la muerte de Henry Purcell. Aunque Blow fue menos innovador que Purcell, su fuerza lírica, su habilidad técnica y sus innovaciones armónicas están a la altura de las de su alumno. Escribió cuarenta misas y más de un centenar de himnos nacionales, muchos de los cuales continúan en uso en la actualidad. Sus mejores composiciones eran los himnos, con acordes sencillos o contrapunto, en los que escribía melodías de gran fuerza y dulzura, desarrolladas sobre un bajo de fondo. Sobresalió también escribiendo misas, como la magnífica Service in G Major.


Fuente: http://www.mcnbiografias.com/app-bio/do/show?key=blow-john

Dejar respuesta