Hoy voy a hacer un pequeño resumen histórico, sobre la aparición y progreso de la ciencia ficción desde su inicio, hasta nuestros días. Además vamos a ver los distintos subgéneros que nos ofrece nuestro amado género. Así que si te haces un lío entre lo que es cyberpunk, space opera, retrofuturismo, ciencia ficción dura, etc, estate atento porque intentaré aclarar tus dudas.
El cine de ciencia ficción, es un género cinematográfico que utiliza representaciones especulativas basadas en la ciencia de fenómenos imaginarios como extraterrestres, planetas alienígenas y viajes en el tiempo, normalmente acompañados de elementos tecnológicos como naves espaciales futuristas, robots y otras tecnologías venideras.
El cine de ciencia ficción se ha utilizado en ocasiones para comentarios críticos de aspectos políticos o sociales, así como para la exploración de cuestiones filosóficas como la definición del ser humano y el surgimiento de una conciencia digital.
Este tipo de cine se originó con el cine mudo, cuando El viaje a la Luna (del 1902),de Georges Méliès, asombró a su audiencia con sus efectos fotográficos.
Desde la década de 1930 hasta la de 1950, el género consistía principalmente en películas de serie B de bajo presupuesto.
Tras el hito de Stanley Kubrick de 2001: A Una odisea en el espacio (del 1968,) el cine de ciencia ficción fue tomado más en serio y ganó adeptos paulatinamente.
A finales de la década de 1970, películas de alto presupuesto con grandiosos efectos especiales, se convirtieron en populares entre la audiencia.
Películas como Star Wars o Encuentros en la tercera fase, allanaron el camino para éxitos de ventas en las siguientes décadas: como E. T.: El extraterrestre (del 1982).
Pero empecemos desde el principio…

Las primeras películas de ciencia ficción aparecieron al comienzo de la época del cine mudo, generalmente como cortometrajes en blanco y negro. Esas películas solían tener una temática tecnológica, y a menudo intentaban ser humorísticas. En 1902, Georges Méliès estrenó El viaje a la Luna, una película que utilizaba trucos fotográficos para representar el viaje de una nave espacial a nuestro satélite. Varias películas fusionaban la ciencia ficción con el cine de terror, como Frankenstein (del 1910), y Dr. Jekyll and Mr. Hyde (del 1912). En 1916 se estrenó el largometraje 20,000 Leguas de viaje submarino, basado en la novela de Julio Verne. Durante la década de 1920, los cineastas europeos utilizaron el cine de ciencia ficción para realizar predicciones y comentarios sociales. Ejemplos de ello son algunas películas alemanas como Metrópolis (1926) y La mujer en la Luna (de 1929).

En la década de 1930, con la invención del cine sonoro, las películas de ciencia ficción de Hollywood eran generalmente de serie B y de bajo coste (como los seriales basados en historietas de Buck Rogers y Flash Gordon).
El primer largometraje de un estudio estadounidense, fue King Kong (del 1933).
En el 1940, la película estadounidense Dr. Cyclops, fue una de las primeras películas de ciencia ficción en color.
Durante la década de 1950, la literatura de ciencia ficción y las revistas pulp se convirtieron en populares, en parte, debido al interés del público en el viaje espacial y las nuevas tecnologías.
Muchas de las películas de esa década, todavía continuaban siendo de serie B y de bajo presupuesto. Algunas películas examinaban la temática del viaje espacial, como Destination Moon (del 1950), y se también inducía a la idea de criaturas visitando la Tierra como en La invasión de los ultracuerpos (del 1956).
Una película que podemos destacar de esa época fue  El día que la Tierra se detuvo, por mostrar la profundidad de la ciencia ficción y que contenía interesantes cuestiones morales.
También se comenzaron a utilizar efectos especiales, utilizando la animación stop-motion (como la que hizo Harryhausen en la película La Tierra contra los platillos voladores, en 1956).
En los años 1960, hubo relativamente pocas películas de ciencia ficción (pero algunas de esas películas, transformaron el género. Es el caso de  2001: Una odisea en el espacio, del 1968.
Stanley Kubrick trajo un nuevo realismo al género, con sus efectos visuales innovadores y un retrato realista del viaje espacial (además de su influencia al género, con su historia épica y sus aspectos filosóficos)
Otras películas destacables de la década, fueron Fahrenheit 451 (del 1966) y El planeta de los simios (del 1968). También la extravagante Barbarella (del 1968), con una sensual Jane Fonda como protagonista, logró hacerse un hueco en los corazones de los amantes de la ciencia ficción más pícara.

Durante la década de los setentas, y gracias a los viajes tripulados a la Luna, resurgió el interés por el cine de ciencia ficción. Las películas de comienzos de la década, exploraron el tema de la paranoia, en el que se representaba a la humanidad bajo la amenaza ecológica o tecnológica de su propia creación. Lo vimos en títulos como THX 1138, La naranja mecánica, Naves misteriosas  y Almas de metal.
También hubo películas de suspense como Soylent Green y Futureworld, y comedias de ciencia ficción, como El dormilón de Woody Allen y Dark Star de John Carpenter.
En 1977 se estrenaron Star Wars y Encuentros en la tercera fase, que fueron grandes éxitos en taquilla (y trajeron un aumento importante de espectadores, a las películas de ciencia ficción).
En 1979, Star Trek: La película, trajo por primera vez, una serie de televisión al cine.
Las películas de Ridley Scott, como Alien y Blade Runner, la película de Steven Spielberg, E. T.: El extraterrestre, etc, convirtieron la ciencia ficción en una máquina de hacer dinero.
The Terminator (del 1984) y Aliens, el regreso (del 1986), encumbraban a un James Cameron, que eclosionaría con una Avatar (el 2009), que pulverizó récords.
A partir de aquí, quien  más o quien menos conoce el resto de la historia.

Definir con precisión qué películas pertenecen al género de ciencia ficción, es difícil (ya que no existe una definición universal aceptada para género).
A groso modo, podemos deducir que cuando se unen elementos típicos como naves espaciales, robots, y acontecimientos y tecnología futura, estamos hablando de ciencia ficción.
Normalmente, es más bien empírica (basada en el mundo real), mientras que el trascendentalismo (lo sobrenatural), abarca más cine de terror y de fantasía.
Pero pueden unirse elementos típicos del género de ciencia ficción, con elementos místicos y mágicos: como la Fuerza de star wars (más apropiada del género de fantasía). Algunos críticos utilizan términos como fantasía científica para indicar la mezcla de géneros de tales películas.
Ciertas personas no consideran Star Wars como ciencia ficción, sino como algo fantasioso, pero al tratarse de una Space Opera (un subgénero de la ciencia ficción), debe considerarse ciencia ficción (por más reticencias que pueda suscitar).
La space opera es un subgénero de la ciencia ficción, donde se relatan historias acerca de aventuras tratadas de forma futurista, tecnológica, y en ocasiones romántica. Los personajes suelen pertenecer al arquetipo héroe-villano, y sus argumentos tratan sobre viajes estelares, batallas, imperios galácticos, etc… exhibiendo vistosos logros tecnológicos. Como vemos, esta definición encaja perfectamente con el contenido presentado en Star Wars.
Ya que hemos empezado a hablar de subgéneros, vamos a abordarlos todos:

La primera subdivisión se puede dar teniendo en cuenta la importancia, exactitud y el tipo de ciencia que se describe en el argumento:
La Ciencia ficción dura hace especial hincapié en que haya exactitud y desarrollo en los detalles científicos  (más específicamente, en las llamadas ciencias exactas como la física, la astronomía, etc). Ejemplos de ello: La paja en el ojo de dios, Mundo Anillo, la saga Fundación, y casi cualquier obra de Isaac Asimov o Larry Niven.
Ciencia ficción blanda se centra en las relaciones y sentimientos de los personajes, mientras que la información sobre la tecnología y las leyes físicas, quedan en un segundo plano (y no son desarrolladas). Ejemplos de ciencia ficción blanda, son las obras de Ray Bradbury.
Por último, la ciencia ficción social concede más importancia a la especulación sobre el futuro de la sociedad humana, que a la tecnología y su ciencia. Un ejemplo podría ser Metropolis.

Una vez hecha la primera división, se puede efectuar una segunda (ya no bajo criterios de fidelidad con respecto a la ciencia, sino bajo criterios puramente temáticos);
El Ciberpunk es conocido por su enfoque de un futuro distópico con alta tecnología y bajo nivel de vida. Toma su nombre de la combinación de cibernética y punk. Mezcla ciencia avanzada (como la informática y la cibernética), junto con algún grado de desintegración o cambio radical en el orden social. Un ejemplo: Ghost in the Shell.

En la Ciencia ficción apocalíptica y post-apocalíptica, se relatan historias en un escenario futurista en el cual sucedió una gran catástrofe mundial. Ejemplos de este género son Valkyria, Fallout, Mad Max, etc.

La Ciencia ficción militar trata historias en las que los personajes principales son miembros de una entidad militar y tiene lugar un conflicto armado (normalmente en el espacio, o en otro planeta). Se describen los conflictos, estrategias y situaciones militares. Ejemplos de ella serían la Saga del Condominio o las películas de Starship Troopers.

Las historias de Colonización espacial se centran en la conquista y colonización del espacio exterior a manos de los seres humanos. Pueden ser de ciencia ficción dura (como las obras de Niven y su Espacio Conocido) o blanda (como las historias espaciales de Ray Bradbury). Interstellar también podría caber, en este subgénero.

De la Space opera ya he hablado: Este subgénero concede especial importancia a los sentimientos de los personajes, las aventuras que les suceden y los escenarios donde se desarrolla la acción.

El Steampunk se enmarca en trabajos ambientados en una época o mundo ambientado en la era victoriana, pero con inventos tecnológicos ficticios o desarrollos tecnológicos anacrónicos.

Los temas de Robótica  son historias basadas en el desarrollo de la robótica y de la Inteligencia Artificial. Por ejemplo: la película Autómata.

El Retrofuturismo utiliza una imaginería futurista anacrónica, para generar un ambiente de ciencia ficción actualizado. Un ejemplo de esto sería Futurama.

La Ucronía es cuando a partir de un punto de la historia, se desarrolla una línea temporal alternativa. Un ejemplo de esta ciencia ficción sería “El hombre en el castillo”, de Philip K. Dick.

La temática de Viajes en el tiempo creo que todos las conocemos. Un ejemplo en ciencia ficción dura sería El fin de la eternidad, de Isaac Asimov.

He de decir que varios elementos de diferentes subgéneros, pueden mezclarse con facilidad.


Fuente: http://www.portalcienciayficcion.com/index.php/component/content/article/169-criticas/1934-historia-del-cine-de-ciencia-ficcion.html

 

 

Dejar respuesta