Vassily Kandinsky fue un pintor ruso considerado como pionero y teórico del arte abstracto. Sus obras destacan por una abstracción controlada y sistemática, en las que cada elemento está previamente meditado con el fin de provocar una determinada reacción en el espectador. Uno de los objetivos primordiales de Kandinsky no solo era transmitir con sus pinturas, sino también persuadir a través de los colores y las formas.

Nacido en 1866, Kandinsky comenzó estudiando Derecho y Economía en Moscú a la vez que tomaba clases de dibujo y música. En 1895 Kandinsky asiste a una exposición de Claude Monet, quedando fascinado por el estilo impresionista del pintor francés. Un año después, en 1896, toma la decisión de centrarse profesionalmente en el arte y se traslada a Múnich para emprender sus estudios en pintura.

Al llegar a Alemania, Kandinsky se inicia pintando obras paisajistas, como ‘Ciudad Antigua II’, en las que se aprecia una clara influencia postimpresionista. A partir de 1908 continúa representando paisajes, en este caso, como un pretexto para explorar las formas y los colores. Es entonces cuando se observan los primeros pasos de Kandinsky hacia el arte abstracto, utilizando un tratamiento más artificial de los colores para representar la realidad, tal y como se puede apreciar en obras como ‘Murnau’ (1909).

Kandinsky siempre estuvo muy ligado a la música. Compositores como Richard Wagner o Arnold Schönberg influyeron notablemente en su madurez artística


Con el estallido de la Primera Guerra Mundial Kandinsky regresa a Rusia, donde se sumerge completamente en el arte abstracto a pesar de las constantes críticas hacia sus obras. En 1922 vuelve a Alemania e imparte clases teóricas en la prestigiosa Escuela de la Bauhaus. Un año más tarde crea una dos de sus obras más representativas, ‘En blanco II’ y ‘Composición Nº8’.

La Bauhaus fue una importante escuela de arte, diseño y arquitectura fundada en 1919 por Walter Gropius. A través de sus estudios e investigaciones se sentaron las bases del diseño gráfico e industrial.

kandinsky-composicion-vii
‘Composición Nº8’ (1923) – Kandinsky.

Con la llegada de Hitler al poder, la Escuela de la Bauhaus es clausurada por los nazis en 1933 y Kandinsky se traslada a Francia, donde se establece hasta su fallecimiento en 1944. Aquí conoce a Joan Miró, con quien entabla una buena relación. Algunas de sus últimas obras, como ‘Cielo azul’ (1940), recuerdan al estilo artístico del pintor catalán.

cielo-azul-l
‘Cielo azul’ (1940) – Kandinsky.

 

Alejandro Méndez


‘Cielo azul’ (1940) – Kandinsky.

4 Comentarios

Dejar respuesta