Por Paulo Lehmann Preisler

– Hola Aldo. Cuéntanos un poco acerca de tus orígenes en la literatura, ¿por qué decidiste convertirte en escritor, y por qué el género de terror y fantasía?
Creo que los orígenes de muchos escritores coinciden con un ambiente familiar letrado, no necesariamente erudito o intelectual, sino que con la presencia de libros, revistas y periódicos y de personas leyéndolos, otorgándole valor y cuidado. También la oralidad que se da en el seno de la familia creo, en mi caso, aportó mucho de lo que soy hoy como escritor y editor. Luego vendría un libro capital en mi formación como Crónicas Marcianas, que llega por accidente a mis manos. Las experiencias posteriores, de carrete, laborales y de vida me fueron moldeando ciertos gustos por literaturas cada vez menos comerciales y más cercanas al existencialismo.

En 2008 formamos junto a mi padre y otros poetas el Círculo de Poetas y Escritores de Quellón. En ese peregrinaje de lecturas e intentos por publicar es que fui comprendiendo que lo mío era la narrativa, al principio ésta fue vivencial o experiencial y terminó inclinándose hacia lo desconocido, en este sentido Poe y Lovecraft y más tarde Teillier marcaron lo que he denominado Fantasía del Lar, pudiendo encontrar mi estilo, una de las cosas más difíciles sin duda.

Hoy ya asumí que tendré que dar la lucha por estas narrativas, que habrá que reivindicarlas y buscarles su lugar dentro del canon o el campo literario nacional y es ahí en que la función de editor cobra mayor relevancia.

– ¿Algún o algunos autores que admires o que hayan influenciado tu estilo?
Claro: Bradbury, Verne, Rulfo, Quiroga, Saki, ahora último he disfrutado mucho a Hugo Correa y Jorge Teillier.

– Acerca de Austrobórea ¿qué motivó esta iniciativa y cómo ha sido para ti el proceso desde sus comienzos hasta lo que es esta editorial actualmente?
Bueno el tema editorial siempre fue una especie de piedra en el zapato para lograr el desarrollo literario, no solo mío, sino que de escritores que en el camino fui conociendo. Preparar Mente Suicida y Otras Muertes para que fuera publicado por Cinosargo en 2012, marcó el comienzo de editar con conciencia. La edición literaria debiera ser una de las partes más importantes en la propia escritura, sin embargo, se necesita un distanciamiento emocional, estilístico, estético y teórico para lograr que un texto obtenga todo el potencial que en él subyace. Ese trabajo es necesario profesionalizarlo, el editor no debiera ser aquel que solamente se preocupa del contrato y la coordinación de los elementos que terminan por constituir un libro. El editor es quien interviene, para bien en una obra, quien sugiere y aporta ese punto de vista alejado de la emocionalidad que tanto le hace falta a una obra para quedar pulida.

Creo que con la empresa que acometimos junto a Ingrid Hartmann de editar y publicar a una cantidad importante de escritores de fantasía, fuimos logrando conseguir un tono en la edición, una línea estética que queríamos reflejar y compartir. Este proceso se vio coronado por Chile del Terror – Una Antología Ilustrada. Este libro fue trabajado desde muchos puntos de vistas, pero el más importante fue el de la edición literaria y según me he enterado, es lo que más agradecen los lectores.

– “Chile del Terror – Una Antología Ilustrada”, del que eres antólogo, fue lanzado hace unos meses por Austrobórea Editores. ¿Cómo ha sido tu experiencia con este libro y qué destacarías especialmente de su contenido?
La experiencia con este libro fue un espaldarazo para lo que queríamos como editorial, la manera de hacer las cosas, la forma en que resolvimos dificultades geográficas en la distribución y comercialización, nos ha dejado muy contentos. Siete lanzamientos a lo largo de Chile, figuración en los medios locales y la colaboración de diversos entes, instituciones, particulares, artistas visuales, escritores, audiovisualistas, periodistas y un largo etcétera, nos permiten pensar la editorial como una iniciativa necesaria, sobre todo si lo que hacemos muestra otras posibilidades para hacer literatura, y deja en evidencia el mal trabajo o el abuso que otras editoriales hacen al cobrar, no difundir y distribuir adecuadamente.

Siempre hemos creído que las cosas se logran a punta de esfuerzo, confianza y determinación, el equipo de Austrobórea Editores demuestra que es posible y se puede hacer más de lo que ya se hace y mejor.

– Uno de los próximos lanzamientos de la editorial es el tercer número de la revista Ominous Tales, ahora con un formato renovado. Cuéntanos detalles sobre este cambio y qué encontraremos en esta nueva entrega.
Ominous Tales 3 es una revista que debe ser de los lanzamientos más esperados este año por muchas personas que se han ido sumando a esta iniciativa. Hemos sufrido una transformación tanto en su formato, como en la manera de plantearnos el futuro de OT. Todo esto nos ha traído dificultades, las mayores siempre van por los recursos, pero también por los plazos que uno propone y que las situaciones cotidianas finalmente van disponiendo. La revista tiene un formato más grande, aumentó la cantidad de páginas, cambiamos el papel y le dimos más relevancia de la que ya tenía a las ilustraciones y al cómic.

Las colaboraciones continúan siendo en su mayoría nacionales, pero también aumentan las latinoamericanas. Esperamos realizar varios lanzamientos, a lo largo de Chile están confirmados Quellón, Paillaco, Valdivia, La Serena y Arica. Por confirmar aún Santiago o la Quinta Región, esto básicamente porque en la Zona Central siempre se están realizando eventos a los que acude el escritor Michael Rivera Marín que es parte del equipo Austrobórea, y lo más probable es que en el marco de estas actividades la revista vea la luz. También tenemos una serie de distribuidores que de seguro realizarán algún malón para la ocasión, así que creemos que OT3 se agotará en muy poco tiempo.

– Ahora iremos al motivo principal de esta entrevista. Pronto saldrá a la luz por Austrobórea una reedición de tu libro “Mente Suicida y Otras Muertes”. ¿Qué significado tiene esta obra en tu carrera y qué diferencias encontraremos en la nueva versión respecto a la anterior?
Este libro es el que me permitió entrar en el fandom o grupúsculo de escritores dedicados a la literatura fantástica y el terror nacional, también me permitió viajar con él a distintas ferias e ir hasta Lima a presentarlo. En lo personal me dio los motivos suficientes para profesionalizarme y decidir seguir en esto.

Hasta el momento sólo han sido buenas las críticas que he recibido, algunas sugerencias las tomé para esta reedición y decidí sacar tres cuentos e incorporar tres nuevos que estoy seguro le otorgarán mayor fuerza al corpus. Además se incorporan nuevas ilustraciones y un prólogo de Patricio Alfonso. Nuevamente he querido incorporar a otros artistas, colaborar en el libro, que no sea sólo yo quien se sienta conforme con él, ese creo es el espíritu de Austrobórea que seguro se irá reflejando en nuestras publicaciones venideras.

– ¿Es muy complicado hacer literatura fantástica y de terror en Chile, cómo ves la actual escena del género en nuestro país?
El arte lamentablemente es elitista, desde esa perspectiva la literatura fantástica o de terror tiene aún menos cabida, y me refiero a la nacional. Es difícil competir, por decirlo de alguna manera, con los clásicos y con los que están de moda, con libros que cuentan con inversiones millonarias para promoción, difusión, impresión, edición y comercialización, libros que son reseñados en los periódicos nacionales, que ocupan espacios en la televisión nacional. Sabemos que más que méritos, esos libros tienen dinero. También hay mucho de moda, lo que la televisión dice que es la moda.

Pero pese a todo aquello, sabemos que hay un público más independiente, underground si se quiere, que no está dispuesto a caer en lo que nos dicen debemos consumir. A ese público y a la juventud especialmente apuntamos, sabemos que es un nicho reducido, pero es un nicho al fin y todo nuestro trabajo profesional es para dejar conformes y contentos a quienes están haciendo de nuestras narrativas sus preferidas.

– ¿Algunos otros proyectos con Austrobórea o en tu vida literaria personal?
Con Austrobórea se vienen muchas cosas, estamos trabajando en varios libros que dentro de este año y el próximo irán viendo la luz, tal vez de manera paulatina, pero creemos que los libros y los autores se merecen un tiempo, un espacio para cerrar el círculo de la publicación, eso debemos respetarlo. Además como somos una editorial que autogestiona sus recursos, el producir se transforma en un hacer bien. Pronto se irán enterando de los libros y sus autores, ya hemos anunciado Los Sueños de GN-I de Michel Deb y El Meteoro de All Gore y Aldo Astete Cuadra. Pero son varios más. Además este año confirmamos nuestra presencia en FILSA junto a nuestros amigos de Cinosargo, Seis Antonios y La liga de la Justicia.

– Define en pocas palabras al Aldo escritor y al Aldo en la vida cotidiana.
Creo que en ambos casos soy un soñador con los pies bien puestos en la tierra. Uno no saca nada en transformarse en figura, líder de opinión o rockstar, lo importante es la praxis con los demás, el legado, el trabajo, el ejemplo. Uno siempre está llamado a liderar pero este liderazgo debe ser, según lo veo, en la acción, en el hacer, más que en el decir.

– ¿Algún mensaje en especial para quienes lean esta entrevista?
Que apoyen nuestras iniciativas, somos un equipo de ocho profesionales que creen firmemente en lo que hacen por el bien de la literatura en general, y si contamos con el apoyo de quienes consumen nuestro trabajo tendremos aseguradas más y más ediciones, sorpresas y apuestas de calidad.


Dejar respuesta