El cine argentino fue uno de los primeros del mundo. La producción cinematográfica, apoyada por el estado y avalada por el trabajo de directore y artistas, se convirtió en una de las principales del mundo hispanoablante.

ORIGENES DEL CINE EN ARGENTINA

Después de la aparición del cinematográfo, en el 1986 se realizó la primera proyección cinematogáfica en el Teatro Odeón (Buenos Aires). Esta proyección fue organizada por el empresario dela sala, Francisco Pastor, y el periodista Eustaqui Pellicer. Se trataban de cortos de los hermanos Lumière, como “la llegada del tren”.

PRIMERAS PELICULAS NACIONALES

En 1897, Eugenio Py realizó el documental “la bandera de Aregentina” , que trataba de un documental de dicha bandera flameando en la Plaza de Mayo. Se podria considerar como la primera obra cinematográfica.

Le siguieron “Viaje a Buenos aires” (1900) y “La revista de la escuadra argentina” (1901).

La historia y la literatura nacionales proporcionaron la temática básica del cine argentino en sus comienzos. Uno de los primeros éxitos del cine argentino fue “Nobleza Gaucha”, realizada en 1915 por Humberto Cairo, Eduardo Martinez de la Pera y Ernesto Gunche.

El primer largometraje sería “Amalia” (1914), sobre la novela homínima de José Mármol.

En 1917 se publicó “El Apostol” primer largometraje animado de la historia del cine. Consistia en una sátira del presidente Hipólito Yrigoyen.

CINE SONORO

Entre 1931-1940 abarca la aparición del cine sonoro y su industralización. En 1931 se filma “Muñequitas porteñas” dirigido por José A. Ferreyra sería el primer film sonoroy hablado por el sistema Vitaphone de sincronizacion sonora en el mismo soprte que la imagen.

En 1933 con el estreno de las dos priemras realizaciones sonorizadas mediante el sistema óptico inventado por Lee de Forest y con la producción programada y copiosa de los dos sellos que arrancan con esos filmes iniciales:

Argentina Sono Film, con “Tango”, y Lumiton con los “tres barretines”

En el 1933 llega el sistema Movietone, el primero que permite guardar la banda sonora en el mismo soporte que la imagen.

Poco después la decadencia industrial y artística se agrava por los ecos del a guerra mundial, que influye en el ingreso de peliculas virenes y por la despersonalización de los argumentos.

CINE FEMENINO

Este periodo esta comprendido entre 1941-1950, y fue conocido como la era del cine femenino, debido a la gran variedad de producciones melodramáticas, que generalmente, utilizaban historias de amor frustradas como “Soñar no cuesta nada” (1941) y amores juveniles como “Adolescencia” (1942).

Durante este periodo nacieron grandes estrellas como Mirtha Legrand y María Duval

FENÓMENO DEL NUEVO CINE

El cine se intelectualiza gracias a los argumentos de los escritores contemporáneos argentinos que llegan a la pantalla de la mano de heterogéneos directores.

Apareceran entre otros, los personajes y las situaciones creadas, por Marco Denevi

(Rosaura a las diez, 1958) Juán José Manauta trabajando sobre lobodón carra (Rio abajo, 1960) Abelardo Arias (Alamos Talados, 1960).

La intelectualización, sin embargo, no provendrá del mundo de las letras. La joven generación estará conformada por “intelectuales de la imagen”, gente de formación, en su mayoría, técnica, que intentará expresarse e interpretar la realidad con los recursos propios del lenguaje cinematográfico (encuadres, ritmo, montaje, manejo de actores y silencios).

Desde 1957, una nueva generación de directores consiguió la habilidad técnica con el refinamiento estético, por lo que se consiguió participar en festivales internacionales. Fernando Ayala

, David José Kohon, Simon Feldman y Fernando Solanas, fueron los protagonistas de esta renovación del cine argentino en la década de los 60.

Las películas de las generación de los 60 irán acumulando trofeos en el exterior, y el cine argentino renace con una voz de rebeldia y revolución con titulos tanto galardonados como polémicos (los de la mesa 10, el crack, dar la cara y la herencia).
En la época de los 70 se seguiría la tendencia, hasta principio de los 80, década en la cual el cine empieza una transición hacia lo post-moderno y abstracto.

En la década de los 90 surge una nueva corriente denominada comúnmente como nuevo cine argentino, marcada por el carácter independiente de las realizaciones, y un cambio en la mirada. El precursor en este movimiento es Martín Rejtman

. Quién hace 1991 su opera prima Rapado. Otro film que marca un punto de inflexión en la realización es Picado Fino, 1994 de Esteban Sapir. Sin embargo no será hasta 1998 que estos nuevos realizadores logran tener una mayor difusión.

La primera película que tiene una repercusión pública, dentro de esta nueva generación, es “Pizza,Birra,Faso” de Bruno Stagnaro e Israel Adrian Caetano.

Actualmente el cine argentino es definitivamente uno de los cines mejor consolidado en latinoamerica con una rica historia y una cantidad impresionante de producciones.

SINOPSIS: EL HIJO DE LA NOVIA
Dirección: Juan José Campanella.
País: Argentina.
Año: 2001.
Duración: 124 min.

Interpretación: Ricardo Darín (Rafael Balverde), Héctor Alterio (Nino Balverde), Norma Aleandro (Norma Balverde), Eduardo Blanco (Juan Carlos), Natalia Verbeke (Naty), Gimena Nóbile (Vicky), David Masajnik (Nacho), Claudia Fontán (Sandra), Atilio Pozzobón (Francesco), Salo Pasik (Daniel), Humberto Serrano (Padre Mario), Fabián Arenillas (Sciacalli).

Guión: Juan José Campanella y Fernando Castets.
Producción general: Adrián Suar.
Música: Ángel Illaramendi.
Fotografía: Daniel Shulman.
Montaje: Camilo Antolini.
Dirección artística: Mercedes Alfonsín.
Vestuario: Cecilia Monti.
Decorados: Pablo Racioppi.

Rafael Belvedere (Ricardo Darín) no está conforme con la vida que lleva. No puede conectarse con sus cosas, con su gente, nunca tiene tiempo. No tiene ideales, vive metido hasta el tope en el restaurante fundado por su padre (Héctor Alterio); carga con un divorcio, no se ha tomado el tiempo suficiente para ver crecer a su hija Vicky (Gimena Nóbile), no tiene amigos y prefiere eludir un mayor compromiso con su novia (Natalia Verbeke). Además, hace más de un año que no visita a su madre (Norma Aleandro) que sufre de Mal de Alzehimer y está internada en un geriátrico. Rafael sólo quiere que lo dejen en paz. Pero una serie de acontecimientos inesperados obligará a Rafael a replantearse su situación. Y en el camino, le ofrecerá apoyo a su padre para cumplir el viejo sueño de su madre: casarse por Iglesia.


Fuente: http://cinelatinoamericanocontemporaneo.blogspot.pe/2007/12/cine-argentino_18.html

Dejar respuesta