Poeta y novelista colombiano consagrado por su Trilogía de la Conquista —Ursúa, El país de la canela y La serpiente sin ojos—, William Ospina (Padua, Tolima, 1954) acaba de publicar Parar en seco (Navona), un ensayo breve sobre el cambio climático.

¿Qué libro le hizo querer ser escritor? Creo que influyeron más las canciones y los cuentos oídos en mi infancia. Los libros fueron más tardíos.

¿Y cuál ha sido el último que le ha gustado? El Reino, de Emmanuel Carrere. Esa mezcla feliz de ensayo, pesquisa detectivesca, aventura teológica, novela de intriga y relato autobiográfico.

¿Qué libro ajeno le habría gustado escribir? Uno que para mí sería imposible, como Luz de Agosto, de William Faulkner

¿Cuál es el mejor libro que ha leído sobre el cambio climático? Tal vez La situación humana, de Aldous Huxley, que es de 1959, o La Ira de la tierra, de Isaac Asimov y Frederick Pohl.

¿Cuál sería la reforma más urgente contra ese cambio? La renuncia a los combustibles fósiles y la adopción de energías limpias en todo el mundo ahora mismo.

De no ser escritor le habría gustado ser… Dibujante de comics, cantante, biólogo marino…

¿Qué suceso histórico admira más? El encuentro de Humboldt y Bolívar en París en 1804

¿Cuál es la película que más veces ha visto? Érase una vez en América, de Sergio Leone, o Blade Runner, de Ridley Scott

Si tuviese que usar una canción como autorretrato, ¿cuál sería? ‘Carmen de Bolívar’, de Lucho Bermúdez.

¿Qué encargo no aceptaría jamás? Calificar pruebas escolares.

¿Qué está socialmente sobrevalorado? La fama.

¿A quién le daría el próximo premio Cervantes? A Javier Cercas o a César Aira, dependiendo de a qué lado del Atlántico le toque el turno.


Dejar respuesta