El pintor español Juan Gris, maestros del cubismo, es recordado a 130 años de su nacimiento, ocurrido el 23 de marzo de 1887, por su espléndido trazo, plasmado en cuadros como el retrato de Pablo…

El pintor español Juan Gris, maestros del cubismo, es recordado a 130 años de su nacimiento, ocurrido el 23 de marzo de 1887, por su espléndido trazo, plasmado en cuadros como el retrato de Pablo Picaso, y otras obras populares como “Bodegón con persiana” o “Mujer sentada”.

José Victoriano González, por su nombre de pila, nació en Madrid, España, en el seno de una familia bien situada. Hijo del empresario papelero Gregorio González e Isabel Pérez, fue el décimo tercero de 14 hermanos.

De acuerdo con el sitio español “Algaros, Arte e Historia”, su vocación y facilidad para el dibujo fueron tempranas; se inició en las técnicas gráficas en la Escuela de Artes y Oficios y continuó sus estudios en la Escuela de Bellas Artes de San Fernando de la capital.

En Madrid trabajó dibujando para diversas publicaciones como “Blanco y Negro” y “Madrid Cómico”, añade el portal “El poder de la palabra”.

Se sabe que en 1906, se dirigió a París, Francia, para escapar del reclutamiento a la milicia y ahí ocurrió el hecho que le cambiaría la vida: conoció a su maestro Pablo Picasso, quien lo introdujo al ambiente artístico, intelectual y de críticos y marchantes de esa ciudad.

Aunque lo más destacable es que Picasso lo introdujo a la técnica que llevaba estudiando por un tiempo: el Cubismo, corriente a la que el pintor dedicaría toda su vida. A raíz de estos cambios, José Victoriano decide adopta el seudónimo de Juan Gris.

Los primeros años de Gris en París fueron turbulentos, pues para empezar no pudo regresar a España ya que el ejército lo consideraba prófugo y tenía bastantes problemas económicos.

Esta circunstancia lo orilló a trabajar como ilustrador satírico para revistas y y periódicos franceses como “L’Assiette au Beurre”, “Le cri de Paris” o “Le Charivari”.

Cuentan sus biógrafos que su vida sentimental se vio afectada de igual manera al contraer nupcias con la modista Lucie Belin, con quien concibió un hijo, al que después, tras su separación, dejó al cuidado de sus hermanos en Madrid.

A principios de 1911 se produjo en su vida un cambio profesional: dejó a un lado el dibujo, para dedicarse a la pintura. Sus primeros cuadros están inspirados en Cezanne, resaltando los volúmenes geométricos de naturalezas muertas como en “Sifón y botellas”, “Los huevos” y “El libro”

En ellos, inició a poner en práctica las técnicas del cubismo, que Picasso y Braque habían aplicado desde 1906.

En 1912, Juan Gris fue capaz de crear su propio estilo dentro del cubismo. Consiguió integrar una figura cubista descompuesta en su cuadrícula diagonal en un entorno espacial reconocible, lo que queda plasmado en el lienzo “El hombre en el café”.

Por otro lado, volvió al color y experimentó con el collage hasta alcanzar cosas que no se habían visto en la obra de Picasso con “Naturaleza muerta con silla de rejilla”, donde por primera introdujo un trozo de hule en el lienzo, para similar un trozo de rejilla.

Este año, se dio a conocer al público y se incorporó plenamente a la vanguardia parisina; también participó en la primera exposición de pintores cubistas que se realizó en España, en las Galerías Dalmau de Barcelona.

A raíz de ello, cuentan, firmó un contrato de exclusividad con el marchante Daniel-Henry Kahnweiler, lo que le proporcionó por fin estabilidad económica.

Lo que destacó del pintor más adelante fue la incorporación de la realidad a sus lienzos, lo que implicaba la participación del espectador en la realización de la imagen.

Además de seguir innovando y perfeccionando su técnica en el cubismo, sustituyendo, por ejemplo las diagonales por líneas verticales, entre 1922 y 1924 realizó escenografías para los ballets “Les tentations de la Bergère” (Las tentaciones de la pastora) y “La colombe” (La paloma), de Sergei Diaguilev.

El sitio “Buscabiografias.com”, añade que en 1925 utilizó sobre todo el gouache y la acuarela y realizó algunas ilustraciones para libros. El 11 de mayo de 1927, víctima de la tuberculosis, el pintor falleció a lado de su esposa Josette Gris, en Boulogne-Billancourt, Francia.


Dejar respuesta