Joel Aguirre A.

En Épica de la inmediatez, su nueva puesta en escena, el dramaturgo y director teatral Hugo Abraham Wirth reconstruye la dolorosa historia de una de las tantas personas desaparecidas en el país. Además, critica duramente el uso de las redes sociales cuando terceros las utilizan para poner en riesgo a un usuario o como un medio de ataque.

Esta obra —montada por el colectivo El Manatí Rosa y que actualmente se presenta en el teatro Sergio Magaña, en la Ciudad de México— también descarga un fuerte discurso sobre el uso y abuso de las redes sociales, lo vulnerable que es el usuario al utilizar algún recurso de la tecnología y la frivolización y distorsión de los hechos cuando son comunicados por medios inadecuados.

Épica de la inmediatez “tiene que ver con la necesidad de querer hablar sobre la situación que se vive en el país, específicamente en cuanto a las desapariciones de personas, porque en este país es difícil que alguien dé un seguimiento y resuelva algún caso”, considera Wirth. En la obra “surgen varias pistas sobre qué le sucedió a esta persona. La idea es que el espectador, conforme vea las escenas, haga hipótesis de qué le pasó, quién es el responsable de su desaparición”.

Como director o dramaturgo, Wirth ha sido acreedor del Premio Manuel Herrera de Dramaturgia y del Premio Nacional de Dramaturgia UAM-UdeG-Secretaría de Cultura de la Ciudad de México. En 2015 fue nominado al International Playwright’s Prize y el Prize of the Audience en el Festival Heidelberg Stückemart. Cuenta con varias puestas en escena, lecturas dramatizadas y publicaciones de sus obras en Alemania, España, Colombia, Italia y México.

Foto: Juan Carlos Reynoso

 

—¿El teatro en México, Hugo, va por buen camino?

—Hay muy buen nivel en cuanto a creadores escénicos en el país, goza de buena salud en términos creativos, hay una eclosión de gente joven que dirige y escribe sus propios textos. Lo que creo que todavía falta un poco es el acercarnos y buscar nuevos públicos. Ahí es donde creo que hay un punto flojo porque como comunidad teatral nos conformamos con invitar a los cuates y ya, que nos vea la gente que hace teatro y hasta ahí queda. Lo importante es entender que necesitamos que los espectadores se acerquen, que encuentren una interlocución con lo que están haciendo los creadores y que se interesen por el teatro; que no lo vean como algo lejano, no tanto por el costo, sino por el mismo discurso de las propuestas. Creo que allí es donde falla aún esto, falta crearle una necesidad al espectador de consumir teatro. Eso es importantísimo.

—¿Quién es el último director de teatro mexicano que has admirado?

—Me interesa mucho lo que hace David Olguín, tiene un discurso muy interesante.

—¿La última obra de teatro que viste?

—Circo,en el Centro Cultural Universitario.

—¿La última vez que despertaste satisfecho de dedicarte al teatro?

—Todos los días. Para mí el teatro siempre ha sido el paraíso.

—¿La última puesta en escena que te fascinó?

—Justo Circo, me parece que es una propuesta bastante arriesgada y que da en el clavo en cuanto a lo que querían decir los creadores.

Foto: Juan Carlos Reynoso

—¿La última vez que sentiste que dejabas la vida en un escenario?

—Como dramaturgo y director no estoy en el escenario como tal, pero me involucro mucho en la experiencia que es Épica de la inmediatez, estoy en cada función porque obedece a muchos recursos técnicos y tecnológicos y me interesa ver cómo reacciona el espectador.

—¿La última vez que te arrepentiste de dedicarte al teatro?

—Cuando me llegan los estados de cuenta pienso que a lo mejor podría tener otros trabajos que me redituaran más, pero al final siempre gana esta pasión por hacer lo que quiero.

—¿La última vez que un teatro te impresionó?

—El teatro de Heidelberg (Alemania), fui hace dos años y es impresionante la cantidad de recursos técnicos y de posibilidades que hay para transformar un teatro.

—¿La última vez que armaste una escenita en la vida real?

—Eso podría decirlo bien mi esposa, pero a diario el tránsito me pone de malas.

Foto: Juan Carlos Reynoso

Fuente: http://nwnoticias.com/#!/noticias/falta-crear-la-necesidad-de-consumir-teatro-hugo-wirth

Dejar respuesta