Frederic Chopin nace el 1er de marzo de 1810 en Zelazowa Wola en Mazovia (Polonia). Sus padres compran un piano, instrumento de moda a esa época y Chopin se revela ser precoz. A partir de su más tierna infancia, compone sus primeras obras apenas 7 años y ya 2 polocas, y toca frente a la madre del Zar. En 1826, después de sus años en la preparatoria, ingresa en el conservatorio de música de Varsovia. Será invitado a los salones más prestigiosos de Varsovia. A 20 años, ya ha compuesto como unas cincuenta obras.

Su padre lo manda fuera de Polonia en 1830 para que el virtuoso pueda ser famoso en todo Europa. Empieza por Dresde y por Viena. Proyectaba ir a Londres, pero con la insurrección de Varsovia, Chopin va a París en septiembre de 1831. En los grandes Bulevares, encuentra al Príncipe Radziwil que lo admiraba, y le abre las puertas de los salones parisienses. Se vuelve rápidamente el preferido de la aristocracia francesa. En seguida se convirtió en el profesor más solicitado – y más caro – de la capital y podía llevar un gran tren de vida sin estar obligado hacer conciertos por los cuales mostraba tanta repugnancia. Tocar, improvisar para un grupo de amigos le convenía mucho mejor.

Fue durante una de esas noches que encontró a George Sand en el otoño 1836. Liszt tuvo que insistir para que el músico participara a uno de sus encuentros musicales en casa de Marie d’Agoult. Enamorados uno del otro, George Sand y Frederic Chopin se vieron frecuentemente en reuniones intimas, o en los salones antes de algunas citas a solas y viajes. Se puede suponer que su relación comenzó en mayo del 1838. En noviembre, la pareja y los dos hijos de George Sand van a Mallorca, una estancia en la cual la novelista hara un relato abrumador. Después de este fracaso, la pareja se instala el 1er de junio de 1839 en la mansión de Nohant. Chopin iba a vivir su primer verano en Berry.

Volverá durante siete años hasta 1846 – más de 1000 días – y desde ahí fue el lugar preferido para su creación. Al final de cada invierno, estará feliz de dejar un París húmedo y frío donde su estado de salud se agravaba, feliz de interrumpir algunos tiempos las obligaciones de las lecciones por la tarde y de las noches mundanas que se volvían fastidiosas. En Nohant, estaba seguro de encontrar el calor de una casa, una habitación abierta al sol y al jardín, una compañera atenta a su comodidad y a su tranquilidad necesaria para trabajar… y un buen piano.

En el mes de julio del 1847, la pareja ya no conoce la pasión de los principios y se separa definitivamente. Chopin no compuso nada después de sus estancias en Nohant. De salud frágil, va sin embargo a Londres. Volviendose aún más débil, por la tuberculosis que se intensifica. Una última Mazurka que dice que « tiene que quitar de su corazón lastimado » permanecerá inacabada a su muerte la noche del 17 de octubre de 1849 en París.


Fuente: https://www.pays-george-sand.fr

Dejar respuesta