El hiperrealismo: una tendencia artística sorprendente

0
470

El hiperrealismo es un género de la pintura y la escultura que se asemeja a una fotografía de alta resolución. Se considera como una evolución del fotorrealismo por los métodos utilizados para crear las pinturas o esculturas.


El término se aplica principalmente a un movimiento artístico independiente y de estilo de arte en los Estados Unidos y Europa, que se ha desarrollado desde principios del año 2000.

retrato-de-hombre-envuelto-en-plastico-por-robin-eley

Foto: Retrato de hombre envuelto en plástico por Robin Eley

Su método

El hiperrealismo, aunque fotográfico en esencia, a menudo implica un enfoque mucho más complejo y más suave en el tema representado, presentándolo como un ser vivo o como un objeto tangible. Estos objetos y escenas en las pinturas y esculturas hiperrealistas están meticulosamente detallados para crear la ilusión de una realidad que puede que no se vea en la foto original. Las texturas, las superficies, los efectos de iluminación y las sombras aparecen de forma más clara y convincente que en la foto de referencia.

Foto: “Diálogo con expresión” de Paul Cadden

Foto: Diálogo con expresión de Paul Cadden

El hiperrealismo tiene sus raíces en la filosofía de Jean Baudrillard, “la simulación de algo que en realidad nunca existió”. Como tal, los hiperrealistas crean una “realidad falsa”, una ilusión convincente basada en una simulación de la realidad: la fotografía digital. Las pinturas y esculturas hiperrealistas son una consecuencia de las imágenes con una resolución extremadamente alta que sólo se manifiesta en las cámaras digitales. Así como el fotorrealismo emuló la fotografía analógica en su momento, el hiperrealismo utiliza imágenes digitales y se ha expandido sobre éstas para crear un nuevo sentido de la realidad. Las pinturas y esculturas hiperrealistas enfrentan al espectador con la ilusión de imágenes de alta resolución manipuladas por computadora.

peter-anton-y-su-escultura-hiperrealista-de-bombones-gigantes

Foto: Esculturas de bombones y helados por Peter Anton (Wikipedia)

Las pinturas y esculturas hiperrealistas crean además una solidez tangible y una “presencia física” a través de la iluminación y el sombreado con efectos sutiles; sus Imágenes son de 10 a 20 veces el tamaño de la fuente de referencia fotográfica original, conservando aun una resolución extremadamente alta en color, precisión y detalle. Muchas de las pinturas se hacen con aerógrafos, usando acrílicos, aceites, una combinación de ambos o también lápices de colores. Por otra parte, las esculturas hiperrealistas, por ejemplo las de Ron Mueck, se escalan muy por arriba o por debajo de lo que se ve en la vida real, y con un detalle increíblemente minucioso a través del uso de resinas de poliéster y moldes múltiples.

Los temas en el hiperrealismo

Los temas del hiperrealismo van desde retratos, arte figurativo, naturaleza muerta, paisajes, paisajes urbanos y escenas narrativas. El estilo hiperrealista más reciente es mucho más literal que el fotorrealismo como para exigir un detalle pictórico con énfasis en temas sociales, culturales o políticos, aunque en el presente, algunos pintores hiperrealistas a la vez simulan y mejoran las imágenes fotográficas precisas para producir ilusiones visuales ópticamente convincentes de la realidad, a menudo en un contexto social o cultural.

Foto:

Foto: Dibujo por Juan Francisco Casas (2014)

Algunos hiperrealistas han expuesto a los regímenes totalitarios y los gobiernos militares del tercer mundo a través de sus representaciones narrativas del legado de odio y la intolerancia. Denis Peterson y Gottfried Helnwein representan desviaciones políticas y culturales de la decadencia de la sociedad en su trabajo. El trabajo de Peterson se centró en las diásporas, los genocidios y los refugiados. Helnwein desarrolló un trabajo poco convencional de narrativa que se centra en el pasado, las desviaciones presentes y futuras del Holocausto. Temas provocativos incluyen imágenes enigmáticas de genocidios, sus trágicas secuelas y las consecuencias ideológicas. Temáticamente, estos controversiales hiperrealistas enfrentan agresivamente la condición humana dañada a través de pinturas narrativas como medio fenomenológico. Estas pinturas realistas son un comentario histórico sobre el maltrato grotesco del cual han sido protagonistas muchos seres humanos.

Orígenes

El artista belga, Isy Brachot, acuñó la palabra francesa Hyperréalisme, es decir, Hiperrealismo, como el título de una importante exposición y catálogo en su galería de Bruselas en 1973. La exposición contó con el trabajo de fotorrealistas estadounidenses famosos como Ralph Goings, Chuck Close, Don Eddy, Robert Bechtle y Richard McLean; pero también incluía artistas europeos influyentes como Gnoli, Richter, Klapheck y Delcol. Desde entonces, el término “Hyperealisme” ha sido utilizado por los artistas y los distribuidores europeos para englobar a los pintores contemporáneos influidos por los fotorrealistas de entonces.

Foto: Retrato de Brad Pitt por Chuck Close

Foto: Retrato de Brad Pitt por Chuck Close

A principios del siglo XXI, el hiperrealismo basó sus principios estéticos en los mismos principios del fotorrealismo. El pintor estadounidense Denis Peterson, cuyas obras pioneras son universalmente consideradas como unas de las más representativas del fotorrealismo, utilizó por primera vez el término “Hiperrealismo” para referirse a un “nuevo movimiento”. Por otro lado, Graham Thompson escribió: «Una demostración de la forma en que la fotografía se asimiló en el mundo del arte es lo que significa el éxito de la pintura fotorrealista a finales de 1960 y principios de 1970. También se le ha llamado “super-realismo” o hiperrealismo y pintores como Richard Estes, Denis Peterson, Audrey Flack y Chuck Close a menudo trabajaban desde alambiques fotográficos para crear pinturas que parecen fotografías».

times-square-por-richard-estes-2004

Foto: Time Square por Richard Estes (2004)

Sin embargo, el Hiperrealismo contrasta con el enfoque literal encontrado en pinturas fotorrealistas tradicionales de finales del siglo XX. Los pintores hiperrealistas y escultores utilizan fotografías reales como una fuente de referencia desde la cual crear una representación definitiva y muy bien detallada que, a menudo, a diferencia de fotorrealismo, no es narrativa o emotiva. Los pintores hiperrealistas estrictos tienden a imitar las imágenes fotográficas con exactitud, sólo omitiendo o abstrayendo ciertos detalles para mantener una constante sobre el diseño pictórico. A menudo omiten la emoción humana, el valor político y los elementos narrativos. Ya que evolucionó desde el Pop Art, el estilo de la pintura fotorrealista era excepcionalmente fuerte, preciso y agudamente mecánica con un énfasis en lo mundano, eran imágenes del día a día.

Observa esta serie de cuadros en las que el pintor italiano Roberto Bernardi reproduce en óleo dulces, caramelos, gominolas azucaradas, piruletas, plástico y vidrio:

caramelos-6-por-roberto-bernardi caramelos-5-por-roberto-bernardi caramelos-4-por-roberto-bernardi caramelos-3-por-roberto-bernardi caramelos-2-por-roberto-bernardi caramelos-1-por-roberto-bernardi


Fuente: https://red.land/hiperrealismo-una-tendencia-artistica-sorprendente/

Dejar respuesta