Hiperrealismo cinematográfico: entrevista a Gabriel Ripstein

0
154
Director Gabriel Ripstein - Foto por Vittorio Zunino Celotto Getty Images
Director Gabriel Ripstein - Foto por Vittorio Zunino Celotto Getty Images

Entrevista por Jaqueline Avila

En 600 Millas de Gabriel Ripstein, Arnulfo Rubio, un joven mexicano, trabaja con un gringo apenas mayor que él en el contrabando de armas de Arizona a México para un negocio familiar. Armas, fronteras, destinos se cruzan cuando Arnulfo choca con el agente Hank Harris. El mexicano secuestra al policía «gringo», el agente se encuentra a la deriva en territorio mexicano, en las 600 millas que recorren desde Arizona hasta Culiacán, destino donde la espesura y rapidez de una serie de eventos, los colocará en un contexto de inexorable violencia que desata sus diferencias, pero también sus ambivalencias uniendo sus vidas de forma inevitable.

Tras su paso por el Festival Internacional de Cine de Berlín como cinta de apertura de la sección Panorama Special, 6OO Millas, ópera prima d Ripstein arribó al Festival Internacional de Cine de Guadalajara y es, su propio realizador, quien, en entrevista, habla sobre el proceso creativo detrás de su primera película, sobre sus intenciones narrativas, sobre el equipo del filme, sobre su premio a la Mejor Ópera Prima en la Berlinale y sobre el futuro de su cine.

Me llama la atención que quizá el tema primario que todas las personas ven en tu cinta es la venta de armas y su paso a México, temática que podría ser hasta cierto punto polémica, pero me parece que la cinta está más enfocada en tus dos personajes centrales, en desarrollar estas dos vidas que hasta cierto punto son muy distintas pero que también tienen similitudes.

Agradezco muchísimo que hagas esa anotación y yo no me canso de decirlo que lo que más me mueve de hacer esta película es contar las historias de esos dos personajes , yo no quiero hacer una película que trate exclusivamente del tráfico de armas entre dos países, me interesa esa evolución de una relación improbable entre dos personajes disímiles que tu apuntas y lees. Tampoco me hago tonto en términos de que esa relación tiene un simbolismo, habla de cosas más grandes. Lo podrías leer como una especie de microcosmos de lo que es la relación entre dos países.

Sin caer en grandilocuencias ni en política, ni grandes anotaciones, son personajes muy distintos y con una urgencia brutal por sobrevivir. Eso es lo que a mí me interesaba contar.

Me podrías contar de la construcción de los personajes, me interesan los problemas de identidad que tiene Arnulfo (Kristyan Ferrer). Me podrías hablar de la construcción de los dos personajes, pero sobre todo de él. Aunque Tim Roth es «Tim Roth» también el trabajo de Kristyan es muy fuerte y son dos personajes que se contrapuntean bastante bien.

Sin duda el personaje de Kristyan tiene esta complejidad en términos de….complejidad no sé si sea la palabra, el punto de ese personaje es el de encontrar a un tipo que está totalmente fuera de lugar. Es la persona menos indicada para hacer lo que está haciendo, en el lugar que lo está haciendo, con la gente que lo está haciendo, es un chico que por su juventud e ingeniuidad, tiene una necesidad desesperada de pertenecer, de ser respetado, de ser querido, es una búsqueda, creo que bastante universal, todo queremos ser queridos y él lo necesita urgentemente, ese reconociemiento, esa validación, todo eso acaba siendo un poco lo que se vuelve su sentencia. Esta urgencia de recibir esa validación lo hace cometer errores que se van complicando a lo largo de la película. Es un personaje al que hasta su sexualidad lo contrapone con el mundo en el que vive, lo hace adverso. Busco dibujar todo eso con un pincel pequeño, con una brocha fina, no quiero hablar de obviedades, ni de brocha gorda, ni de sumar, ni de ponerle betún al adorno y luego un moño, busco una sutileza que genere una sensación de realismo, el personaje de Tim es un personaje muy gris, por lo menos hasta el punto en el que su vida se interrelaciona con la de Kristyan, ambos son personajes de medio pelo en su organización, son desechables.

Me podrías hablar del uso de la violencia en el sentido de que me parece que en tu película los enconos de la misma son estridentes, tienes una linea argumentativa, un ritmo, y de pronto hay un pico violento y se regresa a la «tranquilidad», pero también me llama la atención que tienes escenas en donde los disparos se escuchan por fuera, es decir, su tratamiento nunca es directo. ¿Cómo quisiste construir estas partes que son necesarias en la película para dar más contexto respecto a la historia de tus personajes, pero no son protagonistas?

La película, como señalas, es una película que sucede en un mundo violento, agresivo, adverso, pero la intención de la cinta es que esa violencia tenga sí una repercusión fuerte, no solo sobre la narrativa, la historia y el destino de los personajes sino sobre el espectador, ves muchas armas pero no ves muchos disparos, eso es un diseño, para mí la tensión se arma muchas veces con la contención porque si contienes en el momento en que sucede es mucho más incómodo, yo buscaba hacer un retrato fidedigno, real de lo desagradable y lo incómodo y lo doloroso que es la violencia. Cuando a alguien le dan un balazo es escalofriante, es espantoso, es sucio, no es glamourizable, ni sexi, ni nada. Para mí la efectividad no sé mide con la cantidad sino con la calidad ese momento de violencia o ese par de momentos de violencia buscaba que fueran lo más desagradables posible.

Partiendo del equipo de tu cinta, trabajas con un equipo de gente que son directores, tu productor Michel Franco (Después de Lucía) es director, Natalia Beristain (No quiero dormir sola) que hizo el casting es directora, Tim Roth (The War Zone) es director, cómo es trabajar con un equipo con tanta experiencia.

Es un privilegio, hay una versión de esta realidad en la que podrías decir que son demasiados cocineros en la cocina, pero no, al revés, al momento en el que trabajas con un director de casting como es Natalia que tiene ese ojo de un director y esa sensibilidad pues obviamente lo que te trae a la mesa tiene un valor enorme. Lo mismo Tim, el está sentado construyendo una escena y las anotaciones y los cuestionamientos que te hace …él está viendo la película en su cabeza, no es un actor que vive en un aislamiento de «ah yo lo que tengo que hacer es sentarme y decir esto y me voy a mi casa», no, para nada, se involucra en un nivel mucho más sofisticado y ni hablar de Michel, es un cómplice creativo con el cual yo desmenuzo el guión y lo vuelvo a armar porque compartimos sensibilidades, porque compartimos una visión en cuanto a lo que es el cine, y de cómo hay que contar una serie de historias. Entonces es un privilegio .

¿Por qué decides no tener música en tu filme?

Por la búsqueda de realismo, la película tiene una intención de hiperealismo que podría decir es cuasi documental, en términos de la puesta en cámara, el tono actoral, el diseño de producción, no hay cortes dentro de las escenas, son planos secuencias practicamente en su totalidad; entonces cuando pones un elemento como la música desentona completamente con el corazón y la escencia de lo que yo propongo hacer.

Me puedes hablar de lo que sentiste ahora que estuviste en la Berlinale, no son muchas las óperas primas que llegan a festivales grandes, pero la tuya llegó y además consiguió un premio.

Pues es un sueño, es un lujo, es una fortuna enorme, me considero afortunadísimo de haber conseguido el reconocimiento que tenemos y no lo digo con falsa humildad, el hecho de haber estado allí fue ya satisfactorio en su totalidad, que la película fuera seleccionada y abriera la seccion de panorama, ir allí, presentarla con el equipo con el que trabaje, que la película empieza a conectar con la gente y cerrar esa experiencia con un premio es un deleite, es un privilegio.

Para terminar, quizá es muy pronto porque tu película apenas está llegando a las salas, tiene que pasar por más festivales, estrenarse comercialmente, pero ¿qué proyectos tienes en puerta o hacia dónde va tu cine?

Mira tengo muchos proyectos, no solo como director y escritor, yo soy productor también, trabajo con Michel en Lucia films, estamos desarrollando proyectos, estamos terminando la película que hizo el año pasado, estamos empezando a levantar proyectos con otros cineastas mexicanos que respetamos mucho y que nos gusta mucho su trabajo y que queremos colaborar con ellos; hay un flujo de trabajo interesante, como director tengo una idea, que me quiero sentar a escribir, es una idea que ha estado dando vueltas en mi cabeza desde hace tiempo y bueno el cine que quiero seguir haciendo es un cine con libertad creativa, tuve la fortuna de hacer esta película con esa libertad. A eso aspiro, a poder hacer esas cosas que me mueven las entrañas.

Entrevista por Jaqueline Avila


Fuente: http://www.talentsguadalajara.com/06/index.php/en/talent-press-2015/item/36-hiperrealismo-cinematografico-entrevista-a-gabriel-ripstein

Dejar respuesta