“Sabino Springett antes de pintar estudiaba bien lo que iba a hacer”

0
59

Entrevista Exclusiva a Melissa Torres, Investigadora de IIAPERU.

El primer libro de IIAPERU no solo nos descubre un nuevo panorama en la obra de Sabino Springett, también nos presenta un interesante grupo de jóvenes investigadores del arte peruano.

En esta oportunidad conversamos con Melissa Torres, investigadora de IIAPERU, quién a sus 25 años nos sorprende con su capacidad para abordar investigaciones inéditas del arte peruano del siglo XX. En el libro SABINO SPRINGETT, encontramos 2 investigaciones de Melissa Torres: El mural alusivo al caballo peruano de paso en la municipalidad de Miraflores y el mural de procesos industriales en el SIMA.

Melissa Torres Fabián es historiadora del arte, egresada de la Universidad Nacional Mayor de San Marcos. Egresó en el 2012 y desde el 2013 es parte del equipo de investigadores de IIAPERU y Asistente de gerencia en la Galería de Arte Cecilia González. Actualmente estudia la Maestría en Arte Peruano y Latinoamericano en el Post Grado de su alma mater.

En el 2010 fue integrante de “TOKAPU” y en el 2012 fue presidenta de “TOKAPU II” grupos de estudio avalados por el vicerrectorado de investigación de la UNMSM. En esos años investigó la obra gráfica del caricaturista Julio Fairlie. Se dedicó a recopilar y catalogar las caricaturas que Fairlie publicaba en el diario “La Prensa” en la década de los 60, en especial los que hablaban del tema del transporte y el abastecimiento del agua en Lima.

“Hicimos un inventario de catalogación. Yo elaboré el tema de la crítica social referente a los problemas del abastecimiento de agua y el transporte en la capital, temas que el artista trató de manera recurrente en diversas ediciones. Es más, decidí trabajar sobre la base de ambos porque desde entonces hasta la fecha seguimos viviendo los mismos problemas, claro que estos son mucho más evidentes en algunos que otros distritos de la ciudad (…) En el 2012 realizamos un boletín con la información que habíamos recopilado con el fin de difundirlo a un público mayor que en ese momento consistía en los estudiantes de la escuela de arte de la UNMSM.  En el tema del arte  es importante la difusión, que las futuras generaciones conozcan a aquellos artistas que marcaron una época como Julio Fairlie o como Sabino Springett”. Nos cuenta Melissa.

Los murales de Sabino Springett

Su paso por IIA PERU se inicia en el 2013, cuando entra al grupo de investigadores que tenían por encargo el proyecto por los 100 años de Sabino Springett. Melissa Torres asume el reto de investigar 2 murales, producto de la división que se hicieron dentro del grupo. Ella nos cuenta que tuvo mejor suerte que sus compañeros.

“La mayoría de mis compañeros eligieron de 2 a 3 murales, pero no todos consiguieron ubicar las obras en sus emplazamientos. En mi caso, los 2 murales que escogí siguieron vigentes dentro de las instituciones que las solicitaron en su momento. Estas obras están una en el palacio municipal de Miraflores y otra en los Servicios Industriales de la Marina (SIMA)”.

¿Cómo fue el proceso de tu investigación?

Lo más inmediato fue el mural en el palacio de Miraflores a través de la coordinación con la gerencia de cultura. Este mural está en el salón de actos donde se llevan a cabo las actividades más importantes de la municipalidad. Como conferencias o visitas de extranjeros vinculados a la gestión municipal y también actividades culturales.

Cuando logré ingresar a verla lo primero que me di cuenta fue que la pintura no tenía como soporte inmediato el muro. Es un temple sobre lienzo de gran formato que había sido pensado para determinada zona dentro del salón de actos. Incluso la pared tiene adornos elaborados como parte del muro para que estos sirvan como una especie de marco a la pintura. Investigando más encontré que existen murales portátiles que son elaborados para muros pero pueden retirarse para ponerlos en otros lugares.

Esta y otras pinturas son parte del programa artístico dentro el salón de actos. El trabajo arquitectónico interior de este salón ha sido diseñado para colocar las pinturas en determinadas zonas.

Este mural de Sabino Springett está fechado en 1944 y es de grandes dimensiones, aproximadamente de 2 m. X 1.5 m. Las figuras humanas tienen un canon natural incluso un poco mayor. En el libro, denomino la técnica como temple sobre lienzo basándome en anteriores investigaciones sobre Sabino Springett.

El mural alusivo al caballo peruano de paso en la municipalidad de Miraflores

DSC_0077

El título que tenía este mural en investigaciones anteriores era “La pareja”. En el cuadro se representan a 2 personajes, uno masculino y uno femenino, la figura de un caballo y en el fondo una hacienda.

El título de “La pareja” no explicaba tanto de que va el cuadro. Como la pintura es figurativa te ofrece la ventaja de hacer una lectura iconográfica y reconocer elementos para ubicarlos en determinada zona geográfica, situación temporal y social. Me hicieron referencia que eran trabajadores de hacienda, lo que los define como norteños son los elementos como el sobrero de paja y la vasija de calabaza en las que se sirven la chicha de jora, típico del norte.

Investigué sobre las haciendas del norte y los personajes cuadraban como trabajadores. Al principio pensé en una escena de descanso de los trabajadores de hacienda en el norte peruano. Porque parece que han cesado sus actividades para descansar al mediodía antes de continuar con la jornada.

Pasado medio año de la investigación, noté que la figura del caballo llevaba elementos particulares en el apero que este utilizaba. Entonces empecé a investigar un poco más y me di cuenta que el apero y los elementos que lleva el caballo en la escena que representa Sabino Springett, son propios del caballo peruano de paso.

Con esto se armó la investigación. El hecho de que haya estos elementos da entender que el personaje masculino, que es el que lleva las riendas del caballo, es el que se encarga de su crianza.

Me pareció interesante proponer que Sabino Springett buscó retratar una escena norteña a través de algo tan característico o un símbolo trujillano como es el caballo peruano de paso. Entonces base mi investigación en torno a ese tema y empecé a buscar información respecto al apero nacional que utiliza el caballo peruano de paso, los concursos, y las haciendo donde se les cría.

Esta investigación trata de explicar y defender mi idea, que el artista buscó elementos regionales especiales y particulares para destacar la región. Porque en el programa artístico dentro del salón los otros artistas también han pintado temas del Perú. Uno ha pintado una escena arequipeña, otro ha pintado una escena del cuzco, y también hay 2 escenas limeñas, una es la tapada y otra es de las tenistas del club regatas de Miraflores, que ya es un tema mucho más local.

Encontré en la investigación que para la inauguración de este palacio municipal, se mandó que pintaran cuadros alusivos y representativos del Perú. Y el salón de actos era el más importante, fue donde se llevó a cabo la inauguración, a la que asistió el presidente de la república, los grandes personajes de la sociedad limeña de esa época y también políticos extranjeros.

Asumo que como se iba a realizar esta ceremonia con tantos extranjeros y gente importante se buscó de alguna manera mostrarles un vistazo de lo más representativo del Perú. Y se escogieron estas regiones, Cuzco, Arequipa, Trujillo y Lima.

El mural de procesos industriales del SIMA

441_750-panel-expo7 j

En el caso del mural del SIMA fue un proceso más largo para poder gestionar el ingreso a una institución militar. Este mural está en un interior del departamento de diseño Naval de SIMA-Callao.

Es una pintura al fresco de grandes dimensiones, aproximadamente 7 metros de largo. Alberga entre 12 y 13 escenas que narran los diferentes procesos que se desarrollan para la fabricación de un buque. Son más de 10 figuras humanas ubicadas en grupos dentro del mismo cuadro. Arquitectos, técnicos viendo planos, un buque a escala, se ven las maquinas del SIMA, el momento de la fundición, de laminado, el proceso soldadura, el proceso del levantamiento de la hélice.

El cuadro te da mucho que leer, te da mucho material. Por eso allí más que proponer algo novedoso, lo que yo hice fue explicar a través de la obra de Sabino Springett, los procesos que se llevaban a cabo en la década de los 50 para la elaboración de naves.

Arme un proceso de orden de desarrollo desde el planeamiento, la producción y la finalización. Entonces propongo un orden y describo de que trata cada escena para luego dar una lectura general de cómo es que se llevaba a cabo la producción industrial en el SIMA.

Lo que quizá si es novedoso, es que yo destaco cuales eran las herramientas y las máquinas que se utilizaban en la década del 50 y los diferencio de las máquinas actuales. Y más que eso, hago una diferenciación  en el proceso de planeamiento del diseño en esa época que era elaborado mediante reglas de madera profesionales con todas las medidas que no tienen las reglas convencionales, pero que ahora ya no son utilizadas porque los programas de computadora como AutoCAD tienen ya todas las medidas más minuciosas y exactas que los diseñadores, los técnicos y los ingenieros necesitan.

Entonces hago una comparación de los procesos técnicos que fueron, y ahora han sido sustituidos por la tecnología.

¿Es un testimonio del proceso técnico de una época?

Exacto, el mural del SIMA destaca un proceso industrial en los 50 que sirve como una obra de memoria. Porque son procesos que ya no se van a realizar y si no estuvieran retratados allí los trabajadores jóvenes actuales no conocerían como iniciaron los primeros técnicos y los primeros operarios. En esa época lo manual era lo primordial, todos tenían que actuar como el mecanismo de un reloj y al 100% para que el resultado sea óptimo, porque si alguien fallaba podía hacer que todo el trabajo realizado por mucha gente se venga abajo.

¿Qué piensas de Sabino Springett?

Rescato su pasión por la investigación. Sabino Springett antes de pintar estudiaba bien lo que iba a hacer.

Por ejemplo en el caso del mural de Miraflores, él había tenido temporadas largas yendo y viniendo de Trujillo. Según lo que me comentó una de sus hijas, él se interesó mucho por las rejas de los ventanales trujillanos e hizo muchos bocetos. Y en el mural de Miraflores vemos esa reja trujillana con las características que él había estudiado. Además, se vinculó con los trabajadores de las haciendas en el norte. Creo que esto le hizo más fácil poder producir el tema y dar a entender una determinada labor humana en el campo.

Igual fue en el SIMA, él elaboró la portada de la revista fanal del 54 que hablaba sobre las obras que se elaboraban industrialmente en el SIMA. Entonces él tuvo que hablar con las personas que se encargaban de la producción industrial y se vinculó con el contexto del que el posteriormente iba a hablar en su obra.

Entonces él no iba en blanco a pintar, sino con un conocimiento previo.

Otro punto que rescato es su calidad artística, sobre todo en lo concerniente a su obra figurativa. Si ves el trabajo que hace en el SIMA, la perspectiva que el utiliza  y la forma en la que consigue darle volumen a las figuras que ha trabajado, es absolutamente extraordinario. Porque tiene más de 10 figuras humanas a escala real en un espacio de 7 metros. Elabora los planos de tal forma que no deja ningún espacio sin contenido y narra todo de inicio a final. Define mucho el contorno de sus figuras pero aun así no le quita volumen. Trabaja muy bien con el juego de luces y juego de sombras, con lo que les da el volumen a sus personajes. Sin el uso de esta luz y contraluces no se podrían diferenciar bien las escenas. Uno ve personajes rosándose, pero puedes entender claramente que se tratan de escenas distintas que narran momentos de la producción diferentes.

¿Qué recomendaciones darías a otros investigadores para incursionar en estos temas?

Les recomendaría que se remitan a las fuentes del contexto histórico. Porque la obra de arte no es un proceso aislado. El contexto social, cultural, político, económico, define el proceso de producción de una obra. Sobre todo obras de este tipo que son demandadas por instituciones. Por eso yo recomendaría para acortar el tiempo de su investigación: Primero ubicar la década de la obra que vas a estudiar. Investigar que ocurría en la localidad, en la región, en el país, para armar el contexto.  Para que luego cuando abordes la obra puedas servirte de estas características para poder explicar el contenido de la obra.

Otro aspecto que recomendaría es que se asocien con restauradores o artistas plásticos, para abordar la técnica con la que se elaboraron los cuadros. Es algo muy importante para los historiadores del arte conocer la técnica y el material porque eso también define mucho en una obra.


Fuente: https://prensaiiaperu.wordpress.com/2015/11/18/entrevista-la-historiadora-del-arte-melissa-torres-nos-habla-sobre-sus-investigaciones-en-el-libro-sabino-springett/?fbclid=IwAR3C7c1f5ffsILUHXe4nrHeEnxg25MmLGmMNK6yTfFdKIeS37XiQgv6qypE

Dejar respuesta