Por José Carlos Botto Cayo

  1. ¿Quién es Verónica Cabanillas?

Ante todo, alguien que busca ser lo que  se es. En ese tránsito  el nombre que uno lleva es la bandera que más hay que amar, finalmente la única patria es uno mismo. Verónica Cabanillas es el yo que enfrenta al abismo y al vacío de lo que aún no se es para que sea. ¿Verónica Cabanillas será totalmente ella? ¿Llegara a ser?. . . . Eso no se sabe,  pero como respondieron los Nadaístas cuando les preguntaron si llegaron ; “el fin no importa desde el punto de la lucha. Porque no llegar también el cumplimiento de un destino” en ese sentido Verónica Cabanillas también es  y existe como el fuego en este perpetuo presente vivo. Soy una persona que lucha por tocar la totalidad, valga decir: del ser.

  1. ¿Qué es el surrealismo para ti?

De modo intimo; lo surreal es un estado de la conciencia en el que se vive, donde la inspiración poética y la libertad sin límites son los hacedores necesario para la creación. Un estado necesario para crear y para hacer, aunque solo para uno –y algunos-, un paraíso en la mente y lo que nos rodea, una lucha por permitirse vivir en una realidad paralela, un refugio donde solo hay belleza y es en la mente.

La surrealidad es un estado de “las cosas” interno y que  además siempre es  para todos (aunque la realidad se haya impuesto por sobre esta), es un estado  de pura libertad y anarquía, el estado realmente humano .Y el surrealismo es el intento (vigente y mas necesario) de perpetuar ese estado de manera total en la sociedad, y en lo más mínimo y sin aparente importancia del ser humano.  El surrealismo es una posibilidad de concretar el delirio, de vivir en delirio,  y el delirio es lo más humano y real. Transformar el mundo es una necesidad vital de cualquier surrealista.

  1. ¿Quiénes son tus influencias?

Son todos y todo a quienes abrí la puerta de mi alma y me dejaron sus estrellas, sus conocimientos y me ayudaron a ver mi camino, a vislumbrarlo mejor entre la negritud de la realidad. Están en libros, en museos, en la historia, en mi ciudad, al otro lado del océano,en el norte y en el sur de donde vivo y pertenecen a diferentes épocas y también a la de ahora. Con respecto al presente, a los surrealistas contemporáneos les agradezco ver en mí quien soy. Y a los que no son surrealistas y abrí y abro mi alma también les agradezco, porque hacen de mi quien soy, a los que nos distancia el tiempo y/o el espacio   les agradezco existir aunque muchos no puedan oírme porque están en otra dimensión o lejos de mí.

  1. ¿Y ahora, en la actualidad como es tu visión del surrealismo?

El surrealismo está vivo y activo, creemos y nos une por sobre todo  la utopía máxima del surrealismo. Cito a Jorge Kleiman, surrealista argentino, quien expuso las condiciones  de las que participan los surrealistas: 1. La utilización del automatismo como instrumento creativo y de investigación del inconsciente. 2. Ideas políticas de equidad, honestidad, e igualdad de oportunidades. 3. Liberarse de los prejuicios estetizantes y la moralina convencional.

Pero, según los tiempos que vivimos, de falsedad y oportunismo, en todos los ámbitos humanos, el surrealismo autentico, quiero decir, este que sigue las consignas que hacen del surrealismo una utopía de revolución y cambio auténtico de la vida del ser humano, una trasformación de la condición humana a un estado surreal, que es el estado natural de las cosas. Ha surgido un grupo  llamado Surrealism Now, liderado por un Sr. llamado Santiago Ribeiro, portugués, quien hace poco ha tomado los medios de comunicación diciéndose ser el líder del surrealismo, entre las consignas que pregona este señor, es que dice que: lo surreal no existe. Esto solo da pensar en el oportunismo de cierta gente, que tomando lo sagrado cree ver en ello la solución del lado material y rellenar un ego decadente, que es ahora la norma social. Ante esta falsedad, los integrantes del surrealismo, hemos firmado una carta de protesta. A continuación el link para poder leer esta carta:

Manifesto do Movemento Surrealista Internacional contra o chamado ¨Surrealism Now¨

  1. ¿Cuál tu posición frente a este tema?

Como he respondido en las primeras preguntas sobre lo surreal. Se podrá entender que sin lo surreal no podría haber surrealismo, ante este hecho se hace ver la falsedad de este pseudo movimiento. Lo surreal es la sangre y el espíritu de un cuerpo que es el surrealismo. Sin ello no habría nada de lo existente y sin embargo alguna vez no hubo nada y también había lo surreal. No se explica y mucho menos, uno que se dice ser surrealista declare que lo surreal no existe, y que el surrealismo debe estar de acuerdo con la era actual. Un acuerdo está hecho de las partes involucradas, que aceptan en hegemonía ese acuerdo. El surrealismo vive en la época actual pero está en des acuerdo con la era actual, demás esta explicar que espantosa es la condición humana, que anti humana es,como para  estar de acuerdo con ella, lo que hacemos es una lucha por construir otra condición humana y por ello nuestro amor es más  grande. Lo que denota es ese oportunismo típico, fácil y banal con que el hombre se somete a cualquier emprendimiento humano, es la norma, lo que rige. Este seudo movimiento no está lejos de ello. Y los surrealistas hemos firmado esa carta para pronunciarnos en contra de la prostitución banal, que ensucia un nombre que representa la lucha por la vida más alta, que es la lucha del surrealismo.  Y que no es de ninguna manera la lucha de estos oportunistas.

  1. ¿Crees que el arte es comercial o no?

Este punto es muy complejo, porque hay gente que cree que siendo autentico en el acto de crear, y crear a su vez objetos artístico no tiene el derecho de vivir en términos materiales de lo que produce. Hay una confusión, existe arte sometido a las reglas (gustos) del mercado, y existe un arte que no está sometido, un arte nacido de la inspiración poética, es al que pertenezco.

Yo nunca he creado una imagen sin la inspiración poética y puedo decir, que a la vez, vendo mi trabajo, porque hay gente que siempre verá maravillosa una imagen mía, porque tienen desadoctrinada la cabeza y el ojo. No venderé como alguien sometido a las leyes del mercado, rebuscado en el marketing de la oferta y la demanda de objetos para colgar en tu sala, en los estándares del mercado,no apunto a esa degradación y nivel de concesión , porque allí tendría que dejar de lado la inspiración poética y eso sería destruir el acto creativo y destruirme.

No le soy fiel a un arte hecho exclusivamente para vender, un arte capitalista, que apela a la oferta y demanda, como tampoco estoy de acuerdo en comer comida prefabricada, coca cola (aunque la bebo jaja), como no estoy de acuerdo con la idea neo-liberal, esa  mentalidad que el mercado te vende, cambiar de tv cada año, de celular cada 3 meses, no creo en ello, porque instituye más que el objeto que adquieres,  una mentalidad neo-liberal que es totalmente ajena a la búsqueda que por derecho y deber un ser humano ha de realizar; la búsqueda de su autenticidad. En ese sentido, no creo en un arte puramente comercial, pero existe. Así como existe productos artísticos que gente con mucha inspiración poética ha creado y crea  y que valen millones de dólares o 500 dólares, y que venden o vendieron y eso permitió seguir en ese camino, cuyo fin no es de ninguna manera ese otro que no utiliza su arte para transformar la condición humana y que no tiene un ideal mas alto.

  1. ¿Hay surrealismo en el Perú?

Según como he explicado brevemente sobre lo que se entiende por surreal, surrealidad y surrealismo. Te digo, que este un país carente de surrealismo pero atestado y desbordante de un estado surreal, lo ignoremos o no, está siempre ahí en demasía para quien  posee lo ojos de surrealidad, es capaz de ver. Por lo tanto, el poco surrealismo que hay y ha habido es fuerte y violento, y desbordante porque de alguna manera quiere hacer recuperar esa cualidad (la más humana cualidad) en todos estos seres que la habitan. Quizá porque como nación y –de alguna manera en el continente- sabemos desde nuestro profundo sueño colectivo –aún bastante inconsciente-que ameritamos de revoluciones definitivas y urgentes a nuestra propia condición humana, y que esta a su vez guarda en sí lo surreal como forma de vida. Hay que aprender a  ver esta surrealidad adherida a todo  lo existente, es realmente bella.

En ese sentido el surrealismo siempre será, aquí y en cualquier parte, hasta que se perpetúe y la surrealidad sea una condición perenne, una cualidad en estado natural. En ese momento el surrealismo se habrá consumado y pasaremos a otra época de la evolución humana. Los surrealistas habremos hecho bien nuestro trabajo y se nos olvidará en algún momento. . .  Y eso estará muy bien.

  1. ¿Cómo ves tu pintura?

A mi pintura la veo cada vez  más unida al lenguaje de mi cuerpo, de mis estados anímicos, del ritmo con que la sangre fluye en mi cuerpo,  eso lo estoy logrando gracias a la utilización del automatismo que me procura la vía para que emerjan las imágenes inconscientes o subconscientes, y más que “captar” el sueño en su forma onírica o fantasiosa, es decir recreándolo, lo que hago es construir una especie de arquitectura del sueño. Con una gestualidad automática trato de aprehender el instante en  que el sueño y su imagen pasan veloz por mi mente y en  sincronía con el papel, a la vez:mente-inconsciente-mano-papel, todo veloz, el automatismo lo permitió, permite ese segundo sagrado donde se toca lo fugaz. Luego viene otra fase, en algunas pinturas fase más desarrollada que en otras, esta fase con sus niveles es el de la construcción  sobre la arquitectura primaria del sueño. Hay pinturas que he iniciado con ese automatismo que explico y en el mismo instante la imagen ya estaba hecha, eso es, otras pinturas he acabado a los 20 segundos después, o a las 3 horas, o después de varios días. Esto me ha hecho romper ciertos moldes digamos académicos, porque paso  a la necesidad de captar esos esbozos de sueños, de este modo el lenguaje de representación cambia, los moldes caen, ya no sirven, porque hay una urgencia mayor, la de trasladar esos bosquejos al papel, la necesidad de tocar la eternidad entre la brevedad de todo, el cuerpo se vuelve una onda con la imagen y los lenguajes o manera de representar adquieren otra norma. Esa norma,  es la norma de ese universo que ansío ver, y allí perderme, porque me permite la búsqueda (cuando en los moldes todo ya está resuelto), la sorpresa, la excitación, la vibración, y la dicha a mi espíritu. En lo desconocido para algunos, esta la razón del continuar. Confieso, que me vi un día estancada, y ni mi cuerpo lo soportó. Allí explotó la tinta con la propia deflagración de mis soles interiores. Desde allí supe, que había que continuar en esto que se abre, eso fue aproximadamente fines del 2015. A la fecha te puedo decir, que ya puedo hablar de niveles en la construcción de la arquitectura del sueño. Después de la primera fase de exploración viene una fase de viaje que podría llamar “el viaje razonado en busca de ver lo maravilloso”. Y ahora sé, que ese es el camino, buscar lo maravilloso y hallarlo amerita romper con moldes, o usarlos según requiera la imagen para ser maravillosa. Ahí estoy.

  1. ¿En qué exposiciones has participado?

Desde el 2012 empiezo a exponer como parte del surrealismo, esto sucedió con una exposición llamada “El surrealismo hoy “en la fundación Eugenio Granell en España, durante unos largos 8 meses.  Desde entonces he participado en publicaciones y otras exposiciones surrealistas. El 2015 participé en una expo como celebración del primer aniversario  de la revista Canibaal de España, en una expo llamada “El asombro del colmillo” en Valencia. Durante el 2016 participamos 107 artistas surrealistas en “Las llaves del deseo” en Costa Rica y Panamá, una expo itinerante que pudo tener 3 inauguraciones. Luego en Octubre del 2017 participé de una exposición en Lisboa-Portugal en la galería Vía Aurea Gallery, llamada “Surrealismo en Lisboa” y en diciembre del mismo año en una exposición llamada “Componiendo la ilusión” en homenaje a los 90 años de Ludwig Zeller en la fundación Pablo de Rokha en Santiago Chile.

  1. ¿Cuáles son tus proyectos?

Tengo varios. Pronto sale una publicación desde Quebec -Canadá por ediciones La vertèbre et le rossignol, he realizado 2 ilustraciones para un cuento sobre Antonin Artaud llamado Lives of Saint-Artaud. Una buena noticia reciente es que la exposición que se realizó en la fundación de Rokha en homenaje a Ludwig Zeller en diciembre del año pasado tomará otra estación pronto, así que se viene otra expo en Chile, con la misma obra que se ha quedado a buen recaudo en el país vecino.  Y en mayo participaré de una exposición de tarjetas postales surrealistas en Lisboa en la galería Via Aurea. Todo esto hasta ahora es lo concreto.

Tengo un proyecto, digamos propio, esos que nacen de una necesidad vital y urgente a uno mismo, se trata de realizar una exposición surrealista internacional con mas de una veintena de artistas surrealistas internacionales, incluyéndome. Este proyecto está listo para concretarse (tengo todo el apoyo de los artistas convocados), pero estamos tan sometidos los artistas a las burocracias típicas del  aparataje del sistema artístico, y en un medio tan chico y limitado como el limeño, que todo lo vuele difícil cuando no lo es. Y digo chico por la poca cantidad de instituciones y financiaciones que existen. Y limitado obviamente por el poco conocimiento y acogida a eventos surrealistas en  el Perú, desde César Moro ha sido así y parece que, con una lenta evolución, es casi lo mismo. En esta exposición convoco a grandes surrealistas y artistas del mundo como Ludwig Zeller, Ramuntcho Matta, Antonio Beneyto, Enrique De Santiago entre grandes hacedores de lo maravilloso, con quienes he compartido exposiciones colectivas. El proyecto es más grande que una exposición colectiva, pero prefiero no entrar más a fondo, un poco por desconfianza del medio, y prefiero mantenerme en reserva.

  1. ¿Qué otro arte desarrolla?

En proceso, desarrollo el arte de vivir, me refiero desde lo más básico y a la vez esencial. Aprender a vivir, aceptar el sol y los ruidos de la mañana, el malestar de existir.Darle la mano a la vida, amar las horas. Encontrarle un bello sentido a todo lo que existe. Salir y emprender el amor como acto de revolución.  Hacer de la miseria la ira interna que me hace continuar. Aprender a hacer de la vida otra obra de arte, hacer de ella algo maravilloso. Porque en mi caso, vida y obra son uno solo, y eso también es un gran arte por desarrollar.

Verónica Cabanillas Samaniego (Lima 1981). Artista Plástica. Surrealista.


Dejar respuesta